COMO VENCER EL ESTRÈS

Para vencer el estrés vamos a seguir algunas técnicas que muchas personas usan y les ayuda a relajarse en su vida diaria, espero puedas realizarlos en tu rutina diaria. 

5 técnicas de relajación para vencer el estrés

Al contrario de lo que suele pensarse, cierta dosis de estrés puede ser necesaria en la vida. Muchas veces nos ayuda a desarrollar nuestra creatividad, responder rápidamente a los problemas que se nos presentan o esforzarnos al máximo para alcanzar objetivos.


El problema surge cuando llega a niveles que rompen el equilibrio saludable de nuestro sistema nervioso. Es en estos casos cuando puede afectar nuestra salud e incluso nuestras relaciones personales. Por ello, es necesario que desarrollemos formas para vencer el estrés.

Para muchos, relajarse significa salir del entorno laboral como la oficina o no hacer nada mientras se mira la televisión. Pero hace falta más que eso. Es necesario activar la respuesta natural de relajación que tiene nuestro cuerpo, mediante técnicas o prácticas creadas con ese objetivo. Sigue leyendo que aquí te explicamos los principales.



1. EJERCICIOS DE RESPIRACIÒN

Respirar amplia y pausadamente tiene efectos positivos para nuestro sistema nervioso. La respiración profunda permite inhalar más oxígeno, lo que contribuye a aminorar la tensión y la sensación de ansiedad. Puedes hacerlo en cualquier lugar y momento; por ejemplo, en tu casa u oficina.


1. Postura: Para ello, siéntate cómodamente con la espalda recta, colocando una mano sobre tu pecho y otra sobre tu estómago.

2. Inhalación: Inhala profundamente por la nariz y siente cómo la mano que está sobre tu estómago se levanta.

3. Exhalación: Luego exhala lentamente por la boca, expulsando tanto aire como puedas y contrayendo los músculos abdominales.

2. Darse un Masaje

El cuello y la zona lumbar son dos de las zonas que más sufren estrés. Aprender a deshacer los nudos musculares, aplicando una ligera presión en determinados puntos puede aliviar y relajar bastante. Realice los masajes por 5 minutos con el objetivo de conseguir relajarse 

Los dolores en el cuello y la zona baja de la espalda son los más frecuentes en episodios de estrés
darse masajes en esta zona lentamente se recomienda el apoyo de un familiar que pueda ayudarte a realizar

En el caso de los pies, aunque siempre puedes trabajarlos con las manos, utilizar elementos externos, como un rodillo o una pelota, puede contribuir a la relajación mucho mejor. Realiza esto por 7 minutos estoy seguro que vas a lograr grandes beneficios y te sentirás mucho mejor

No olvidar las manos después de terminar tu trabajo puedes elaborar un pequeño remedio que consiste en azúcar con limón esto sirve para cuidar nuestras manos  y masajearlas de vez en cuando es importante para el estrés

3. Meditación

Según estudios, practicar unos 30 minutos de meditación al día puede reducir los síntomas de la ansiedad e incluso de la depresión. El objetivo de esta técnica es alcanzar un estado de serenidad mental. Puede realizarse la meditación en casa, encontrando un lugar tranquilo y acompañándose con música suave.

Para meditar, brindamos las siguientes recomendaciones:

1. Postura: Siéntate en el suelo con la espalda recta, respirando profundamente.

2. Mirada: Con los ojos abiertos, fija la mirada en un punto.

3. Mente: Deja pasar tus pensamientos sin retenerlos ni juzgarlos.

4. Positivismo: Luego empieza a crear imágenes positivas de ti mismo.

5. Cierra los ojos: Termina cerrando los ojos y creando un silencio completo unos instantes.


4. Relajación muscular progresiva y exploración corporal

La relajación muscular progresiva consiste en tensar y relajar sistemáticamente diferentes grupos de músculos. Esto nos ayudará a detectar los efectos que causan la tensión y la relajación al sentirlos independientemente en cada parte del cuerpo. A medida que vamos relajando los músculos, lo mismo ocurre con la mente.

Puedes hacer estas técnicas de relajación muscular siguiendo un orden determinado, por ejemplo:

Comenzar por los pies e ir subiendo progresivamente hasta la cara.

Por otro lado, la técnica de exploración corporal es similar, pero en lugar de tensar y relajar los músculos, solo debes centrarte en las sensaciones de cada parte del cuerpo.

5. Visualización

Se trata de una variante de la meditación tradicional. Consiste en imaginar de la forma más vívida posible un escenario en el que puedas sentirte en paz (como por ejemplo un campo abierto), y con toda libertad para dejar ir la tensión o la ansiedad. Como en las técnicas anteriores, es importante realizarla en un lugar tranquilo.


Las técnicas de relajación para el estrés pueden ser muchas, y algunas de ellas son muy sencillas, por lo que puedes practicarlas en cualquier lugar y tomando solo unos minutos de tu tiempo. A veces es suficiente con sentarte en una postura correcta y respirar despacio y profundamente.


Salir a trotar por el parque en las mañana ayuda a no estar estresados, una caminata de 20 minutos puede ayudar mucho, así como escuchar música relajante o buscar situaciones que te hagan reír. Los masajes también son útiles para relajar los músculos y liberar hormonas como la dopamina, que contribuyen a nuestro bienestar. 


Publicar un comentario

0 Comentarios